Cumpleaños Voluntarios

MES DE OCTUBRE

07 de Octubre 2016

Cuerpo de Bomberos Iquique

142 años 

Muchas Felicidades ¡

 
Inicio arrow Historia C. B. Iquique arrow Bomberos Iquique y la Revolución de 1891
Bomberos Iquique y la Revolución de 1891 Imprimir E-Mail

  

LA VALIENTE PARTICIPACIÓN

DE BOMBEROS DE IQUIQUE

EN LA REVOLUCION DE 1891

 
Imagen de muestra

En el año 1891, Los acontecimientos políticos que se desarrollaron desde los primeros días de enero, al declarar el Congreso Nacional al Presidente de la republica don Manuel Balmaceda fuera de la constitución y la sublevación de la escuadra nacional, que trajo consigo los sinsabores de la lucha fratricida, conocida como “La Revolución de 1891”, que afectaron a todos los chilenos y en formar particular a los habitantes de Iquique,  en donde los revolucionarios instalaron su Cuartel General y por los enfrentamientos entre fuerzas del Gobierno y del Congreso en la provincia de Tarapacá.

Estos hechos fueron registrados en  el Libro de Actas Nº 3 del Directorio del Cuerpo general de Bomberos de Iquique, por su Secretario General Don Dimas Filgueira. General

 
Imagen de muestra
Dimas Filgueira

Año 1891

Introducción necesaria

Los desgraciados acontecimientos políticos que empezaron a desarrollarse en esta provincia de Tarapacá desde los primeros días de enero del corriente año, han venido a perturbar la marcha ordinaria de los trabajos del Directorio General, el cual quedó casi en acefalia durante tres meses, á causa de la partida del Comandante Gral. D. Santiago Sanz quien á la vez era Alcalde Municipal de esta ciudad=  Como consecuencia reglamentaria, tomo el mando del Directorio el Sor. D. Antonio Chinchilla, Vice Comandante electo para el presente año, el cual según las circunstancias lo permitían, fue haciendo frente á los acontecimientos que se presentaban diariamente en unión de los entusiastas Capitanes de las compañías de bomberos, Salvadores y Zapadores de que se compone el Cuerpo General de Bomberos de Iquique.  Desde el primer día de Enero sucedieron los hechos de los cuales dejo constancia para la  historia de la institución:

Imagen de muestra

Antonio Cinchilla

Comandante Gral. 

El día 12 de Enero á las 5.40 p.m. Arribaron á este puerto el Blindado Cochrane y la corbeta Magallanes=

Día 20. Se estableció  el bloqueo de Iquique previa notificación a la Autoridad y Cuerpo Consular.

Día 25. Los puertos de Caleta Buena y Pisagua fueron bloqueados el día de hoy según parte oficial de la Escuadra.

Día 4 Febrero.  Se intima la rendición de la plaza de Iquique incondicionalmente por el Almirante Jorge Montt el cual a llegado ayer a la 1 p.m. á bordo del Blindado Blanco Encalada.= A las 4.15 p. m. de hoy se hicieron desde este buque 4 tiros á tierra contra el fuerte “Morro” haciendo varios destrozos, heridos y tres muertos.

Día 5. El Cuerpo Consular consiguió 24 horas de prorroga para empezar hostilidades; se despacharon trenes hacia el interior y se declaró neutral la isla “Serrano” para que allí se refugiaran las familias de los neutrales de esta población; llegando a ser ocupada por mas de 4.000 personas.

Día 7. Febrero 1891.

Es allanada la isla neutral; y las fuerzas de la Guarnición de la Escuadra mandan un piquete para tomar presos á dos Policías Secretos de la Intendencia: horas después se restablece el orden.

Día 15.  Habiendo desembarcado el las tropas revolucionarias en Pisagua y librando una batállale 14 corrte.  en San Francisco  el Cuerpo Consular obtuvo permiso del jefe bloqueador para que llegase a esta  un tren con heridos, los cuales fueron recibidos en la estación del ferrocarril por las Compañías de Bomberos extranjeras completamente neutrales. 

Día 16. A la 1 a.m. la ciudad quedaba abandonada por las tropas del Gobierno, las cuales, al mando del Coronel José Ma. Soto, marcharon á la pampa: el Cuerpo de Bomberos vigila la población con más cuidado  que los días que van trascurridos desde el bloqueo.= Muchos grupos de jornaleros bajan de la pampa.-
En la cárcel hay 160 criminales custodiados por 20 soldados de policía.=
A las 8 a. m. e Sor Intendente de la Provincia hace entrega de la ciudad al Hon. Cuerpo Consular el cual llama á los Sres. Jefes de la Guardia Urbana internacional y establece de acuerdo la ronda de la población.-
A las 11 a.m. el Cuerpo Consular fue a bordo Blindado “Blanco Encalada” y con su Comandante el Sor. Luís A. Goñi se hizo entrega de la plaza bajo las siguientes condiciones: 

“1° La plaza de Iquique se entregará al Comandante Goñi pacíficamente, en razón de no tener la autoridad que las sostenía fuerzas para resistir, y el Comandante Goñi dá las garantías necesarias que se conservará el orden y gozarán de toda seguridad las vidas é intereses de los neutrales”.
“2° Si el Comandante Goñi necesitase de los ausilios de la Guardia Urbana se pondrá de acuerdo con su Directorio y el Cuerpo Consular, para que se adopten las medidas oportunas”.
“3° El intendente permanecerá en el lugar que señale el Cuerpo Consular y su persona estará completamente garantida.  Respecto de su libertad, lo resolverá la delegación del Congreso Nacional.”
“4° El Comandante Goñi ofrece que tomara todas las medidas necesarias para que las peonadas de la pampa, los derrotados u otra gente, no bajen en desorden á la población y puedan causar daños”.

Quedan Neutrales y respetados los Cuarteles de los Cuerpos de Bomberos y los locales de las bombas contra  incendios en cuyos lugares se tremola bandera blanca.

A las 12 del día desembarcaron y tomaron posesión de la plaza el Sor. Goñi y 80 hombres de la tripulación del “Blanco Encalada”.=, el populacho en las manifestaciones desenfrenadas del primer momento incendió la imprenta “La voz de Chile” habiendo sido sofocado el incendio por el Cuerpo de Bomberos en hora y media de trabajo.
 Llegada la noche hubo varios amagos y otro incendio en la Calle Thompson, el cual en medio de las descargas de fusilería fue extinguido por varias Compañías de Bomberos.

Días 17 y 18.  A la media noche fue abandonada la población por las tropas de la escuadra, volviéndose a desembarcar al amanecer del día siguiente. Los Bomberos y Guardia Urbana vigilan la ciudad.

Día 19.  A las 5.30 a.m. entraron fuerzas del Gobierno a la población mandadas por el Coronel Soto y se trabó sin previa notificación, un combate entre las fuerzas del Gobierno y del Congreso, dando por resultado el Bombardeo de Iquique por la Escuadra de Chile hasta las 4.30 p.m.  Durante el bombardeo se lanzaron a tierra 357 bombas de todos los tamaños y tuvieron lugar dos incendios;  el primero a las 12 m.  en las Bodegas de salitre del Sr. Devescovi y el Banco Mobiliario las cuales se quemaron totalmente; y el segundo frente al Molino Deva calle San Martín el cual empezó a las 3 p.m. y  abrazó unas seis manzanas de las casas mas importantes del Comercio  en las Calles Esmeralda; Bolívar; San Martín; Luís Uribe; Aníbal Pinto; Serrano y Covadonga.- Los Voluntarios y los Jefes y oficiales del Cuerpo de Bomberos que se encontraban en tierra, prestaron sus servicios en medio del Combate, conteniendo el avance de aquel horrible incendio y concluyéndolo a las 7 p.m.: A pesar de que los escombros siguieron ardiendo  y ocupando a los Bomberos  hasta la noche del siguiente día.
A Las 5 p. m. hubo un pacto de tregua entre los beligerantes, concluyendo así este drama civil.-

Día 20. Las fuerzas del Gobierno se desbandan después de un convenio celebrado por el Coronel Soto y varios Jefes del Congreso á bordo del Buque de Guerra  Ingles “Warsfite” Almirante de la Escuadra en el Pacifico.

Por este tratado el Congreso queda  en posesión definitiva de la Plaza.

Día 21. Recogido el material del cuerpo de Bomberos se nota una gran perdida de mangueras; Gallos rotos, escaleras inútiles, hachas, picos y otros materiales; cuya reposición no costara menos de 12 mil pesos.
A esto debe agregarse la pérdida de nuestra vieja campana general de Alarma, la que fue fundida por el Sor. Federico S. Rowland el año 1880 en la fundición del Ferrocarril Salitrero y que fue hecha pedazos en su puesto a las 3 de la tarde del día 17, por una bomba del “Blanco Encalada”, que reventó contra ella.  Los cuarteles de la Numo. 1 “Iberia”, Nº 6 Sargento Aldea y numos. 2 y 4 “Germanía y “Ausonia”, fueron víctima también de la metralla.

 En fe de ciertos estos datos imparciales firmo la relación anterior en Iquique 19 de Marzo 1981

      Dimas Filgueira B.
         Secretario Gral.     

A continuación se detalla el ofició del Capitán de la Compagnia Italiana de Bomberos “Pompa Ausonia” Nº 4, quien da cuenta al Comandante General del detalle del trabajo realizado por su  Compañía los incendios ocurridos durante el conflicto, lo que no permite tener una idea del loable trabajo que desempeño el cuerpo de Bomberos en los días álgidos de la conflagración:


Iquique, 28 de febrero de 1891.

Señor Comandante General del Cuerpo de Bomberos
Pte.

Señor Comandante General,

Cumplo con dar a Ud. cuenta del trabajo efectuado por la Compagñía Italiana Ausonia No 4 en los incendios habidos durante la segunda mitad del mes que termino hoy, suplicándole disculpe la aglomeración de detalles y el retardo en razón a la circunstancias anormales atravesadas.

Días 16 y 17. En las primeras horas de la madrugada del 16, se hizo público en los cuarteles de la Guardia Urbana que la población había quedado sin fuerzas suficientes para mantener el orden. Natural era preveer tumultos y en consecuencia practiqué visita a las distintas secciones en que he tenido y tengo dividida mi Compañía encontrándolas dispuestas a cumplir con su deber.

A las 8 a.m. el Señor Cónsul de Italia me comunicó que el Cuerpo iba a prestar servicio de ambulancia trasladando desde el punto en que debía detenerse el tren, al Hospital, los heridos que venían de la Pampa. Hice construir cuatro camillas de los que mi Compañía no estaba proveída, pedí otras cuatro al Hospital de Sangre y antes de las diez de la mañana numerosos voluntarios cumplían con esta humanitaria tarea.  Como tuviese noticia de que en las horas de la tarde podían llegar mas heridos y también para sostener el orden en ese establecimiento que se hallaba rodeado por numeroso gentío, dejé una guardia de ocho hombres al mando del Teniente Señor Merani.
No eran las 12 m. cuando en la imprenta de la "Voz de Chile" se declaraba un incendio; el fuego, esparcido en distintos puntos del edificio de dos pisos y especialmente en el entretecho de los altos, amenazó en pocos segundos no solo a la imprenta, sino o todo el circuito de la manzana.

Ud. presenció desde el primer instante con cuanto entusiasmo todo el Cuerpo de Bomberos se lanzó a cumplir con su misión y durante el incendio que fue sofocado por un diluvio de agua la 4a alcanzó a trabajar con tres pitones pertenecientes a las secciones "Plaza Prat”: “El Morro "y "Calle Tarapacá'.

A las 2 de la tarde esa Comandancia convocó a Directorio General a Sesión Extraordinaria en la que se resolvió autorizar a los Bomberos para permanecer de uniforme y dejar libres a los Capitanes de Compañía para que tomasen con el material y personal de cada una las medidas que juzgasen mas oportunos al mejor éxito de sus funciones.

Durante el día y o distintas horas, tres veces mi sección volante de la Calle Tarapacá tuvo que tender material y dar agua para impedir que los cuarteles del 4° de línea y del Regimiento Cívico fuesen incendiados.  A las 17 p.m. la Sección de Guardia Urbana ”Calle Esmeralda" comunicaba por teléfono a la de "Plaza Prat" que el fuego se había declarado en un despacho de la Calle Barros Arana. Acudí presuroso acompañado del ayudante Señor Merani, mas resultó infundada la alarma.

Poco antes de las 3 a.m. las campanas de incendio daban nuevamente la señal de alarma como en el día los bomberos no se hicieron esperar y a la 4a le cupo trabajar con las Secciones de las Calles  Vivar, Tarapacá y La Torre uniendo sus esfuerzos o los de sus hermanos, dichosa de que el pronto éxito coronase el Sacrificio de todos.

A esa hora se sentían aun tiros en varias partes de la Ciudad; no obstante esa circunstancia y la que el fuego había sido intencional, apenas alcanzo a destruir la casa "Salón London" Calle Tarapacá 185, a donde tuvo origen y parte de los patios colindantes. Durante este incendio el maquinista de la "Ausonia" en cumplimiento a instrucciones dadas, levantó Vapor esperando órdenes en la Plaza Montt.

Día 19. A consecuencia del combate librado en esta fecha desde las primeras horas de la mañana, proyectiles de todo calibre cruzaban la ciudad en distintas direcciones produciendo mortífero efecto. Hago presente esta circunstancia para que pueda apreciarse con más exactitud el trabajo de los bomberos.

Eran más o menos las 12 del día cuando observé incendio en las cercanías de la caleta del Banco Mobiliario. Domiciliado en la Plaza Prat frente a la Aduana a donde el tiroteo era mas vivo, tuve que escalar los techos y ganar el corredor del -Teatro Municipal para conseguir Salida a la calle Gorostiaga y de esta llegar a mi Sección de la Calle Tarapacá con el gallo de la cual asistí al incendio.

Las disposiciones tomadas por el Sr. Manuel Chinchilla coordinado por el Sr. Francisco Olivan que por falta de oficiales Superiores asumió en los primeros momentos la dirección Del trabajo y distribuyendo el material que me había precedido, fueron las mas acertadas, y, gracias a ellas y al entusiasmo de los bomberos que acudieron, el fuego fue dominado y extinguido con poco mas de una hora de rudo trabajo.  De mi  compañía trabajaron las secciones “Plaza Iglesia” y “Calle Tarapacá”.

Con referencia a este incendio, no puedo menos de señalar a Ud., y al Cuerpo General el comportamiento arrojado y sereno de los señores Luis Motta y Andrés Foscarini, Sargentos y Juan Motta voluntario que con la sección destacada en la plaza de la Iglesia fueron los primeros en llegar, tender material u dar agua con verdadero peligro de sus vidas considerando que los beligerantes no habían aun suspendido sus fueron en la dirección amagada como lo hicieron después.

Pocos habían pasado y serian las tres p.m. cuando una espesa humareda destacándose frente al Molina Deva, señalo una nueva conflagración.  Apenas el fuego en su principio, abarque el inmenso peligro en que se encontraban las bombas contra incendio cuya sombra se distinguía apenas entre el humo y sin mas refleccion que salvar a Iquique del peligro que lo amenazaba me lance al escape con la sección de mangueras “Plaza Prat” acompañado del voluntario de la 4º Sr. Luis Vassallo y del de la 7º Sr, M. Carreño.  Al atravesar la calle Aníbal Pinto se nos hizo fuego. Seguí sin embargo al trote, y en la calle Pedro Lagos me uní a otra sección de mi compañía situada en el Morro la que venia avanzando arrastrada por el Teniente Tassara y dos voluntarios más.  Poco después se unió a los nombrados el Sargento E. Piaggio.

Con tan precioso elemento alcance el grifo llamado Folsh y Martín y sobre él tendí ambas secciones, dirigiendo la una por la calle Covadonga a las bodegas del Sr. Landeta y la otra por la calle Souper  frente a las bombas  y al Molino Deva a cuyo edificio las llamaradas se acercaban con rapidez.  El fuego tuvo principio en el callejón que separaba el almacén del Sr. Landeta de sus propios depósitos, y a mi llegada estos y aquel ardían con violencia.

Iba a dar agua a pesar de las protestas de la tropa que nos quería impedir el trabajo, cuando la Sección del Teniente Tassara tuvo que retroceder bajo la amenaza y ademán de hacer fuego sobre su persona; mientras acudí presuroso a este, igual escena se repitió en la otra sección cuyo pitón en poder del Sr. Vassallo tuvo también que ser retirado; difícil situación la mía que estando con tanto peligro en el puedo del deber, tenia que presenciar inerte la inmensa ruina que caía sobre Iquique sin poder utilizar los elementos que tenia a mi disposición y que bastaban para salvarlo todo!

En esos momentos de ansiedad se presento el Sr. Coronel Soto quien aunque primero dio orden de retirarnos e insistió en ella, a mis instancias de que permitiese salvar las bombas contra incendio cuya destrucción importaba la desaparición de Iquique, accedió, retirando las tropas que tenia apostadas a espalda de la Casa Landeta.  Me exigió en seguida que no tentase apagar las manzanas colocadas entre la acera Norte de la calle Serrano y el Mar, porque no lo permitiría bajo ningún pretesto.

Las dificultades no habían terminado, el maquinista de las bombas alarmado con los repetidos proyectiles que caían en el edificio que las encierra, había paralizado su labor y al querer dar agua al material tendido resultaron las cañerías sin presión alguna a consecuencia de que el agua del estanque había sido agotada en el incendio anterior.  A repetidos golpes me fue abierta la puerta que encontré cerrada  y apersonándome  al maquinista Sr. Juan  Maturana le pedí hasta conseguir su indispensable concurso que desde ese momento presto y por lo cual merece el agradecimiento de todo.

Ya era tiempo pues dos minutos mas tarde toda habría sido inútil.

Puedo asegurar a Ud. Sr. Comandante, que cuando vi los pitones tendidos por los bomberos Tassara y Vassallo arrojar abundante  chorro  el primero sobre la casa del Sr. Schmidt que principiaba a arder y por la cual el fuego  y va a comunicarse  a las bodegas laterales de salitre carbón y madera de los SS Vernal y Castro, R Boivin, Folsh y Martín y Banco Mobiliario fue para mi un momento de inmensa satisfacción. Arme enseguida los dos grifos interiores de las bombas y ya con cuatro pistones en activo trabajo me sentía seguro del éxito final.

Durante este tiempo el combate continuaba encarnizado y el lugar que teníamos forzosamente que ocupar era acribillado a balazos por haber estado hasta pocos momentos antes ocupado por tropas; tres veces consecutivos nos vimos envueltos en los torbellinos de escombros y fragmentos que levantaban los proyectiles al hacer explosión.

Mientras tanto, si el fuego era dominado por el Oeste y al Sur no alcanzaba o la Calle Serrano limite de defensa que se me Impuso, a Este y Norte avanzaba con espantosa celeridad sin que fuese posible atacarlo. A la Sección de mi compañía que armando el grifo Serrano y Patricio Lynch tendió material por la calle de San Martín, le fue hecho fuego directo, y tuvo que retirar sus mangueras hasta que quedó establecida la suspensión de hostilidades poco antes de los 5 p.m. Entonces pudieron los esfuerzos unidos de las distintas compañías detener en su marcha el elemento devorador que quedó reducido a las manzanas ya abrazadas comprendidas entre las calles de Luís Uribe y Souper de Este á Oeste y de la calle Serrano al Mar, de Sur a Norte. De esas seis manzanas solo salvaron los edificios incombustibles de los SS Granja y Ca., E. Granadino y la Herrería del Sr. Federico Sparenberg.

Día 20. Cuando el armisticio espiraba, de los restos de la cigarrería Reolla Hnos. y Peluquería Universal se reavivó el fuego alcanzando amenazar el depósito fiscal de Aduanas.

Asistí con mi Sección de la Calle Tarapacá con el agua de la cual se extinguió lo incendiado.

Noche del 27. El fuego debía aun hacer una última aparición antes que el mes espirase. Era la 1.40 a.m. de ayer cuando la esquina de la Plaza Gibraltar con Calle Son Martín principiaba á arder. Las compañías puestas en movimiento redujeron en poco tiempo el incendio logrando utilizar mis Secciones " Vivar Tarapacá y La Torre'.

He terminado, ruda ha sido la labor que nos estaba reservada, y, aunque graves acontecimientos pueden sobrevenir aún, los bomberos de Iquique deben estar satisfechos de su obra. En honor a la verdad y a la justicia que asiste al merito, suplico a Ud. anote la conducta de los voluntarios de la 4a Señores Andrés Tassara, Luís Vassallo, Luís Motta y Andrés Foscarini como dignos de distinción si el Cuerpo General acuerda alguna á aquellos que olvidaron hasta el instinto de conservación para honrar la misión que desempeñan y la bandera que los aliento al Sacrificio en bien de sus semejantes.

Iquique  28 Febrero de 1891

Firmo: Tomas S. Capella

*copia del documento original, del archivo del Directorio General del Cuerpo de Bomberos de Iquique, Nº 4, Contenido documentos del 3 de enero de 1891 al 31 de diciembre 1892
 

 
Imagen de muestra  Imagen de muestra
Fotos posteriores del incendio producido por el combate

Medallas de Oro y plata entregadas por  la propia Compañía a los Voluntarios que se distinguieron por su arrojo y heroísmo y los primeros que acudieron a combatir el incendio  del 19 de febrero de 1891 y medalla de Oro entregada a la Compañía Ausonia Nº 4, por el gobierno peruano “En ofrenda  de Gratitud a su abnegación por salvar las propiedades peruanas en el Bombardeo  e Incendio del 19 de febrero de 1891.  

 
Imagen de muestra  Imagen de muestra  Imagen de muestra  

medalla de Oro entregada a la Compañía Española de Bomberos Nº 1, por el gobierno peruano “En ofrenda  de Gratitud a su abnegación por salvar las propiedades peruanas en el Bombardeo  e Incendio del 19 de febrero de 1891.
 

Imagen de muestra

Otros documentos de la época 

A continuación transcribimos algunos pasajes del Parte oficial del Combate de la Aduana de Iquique, escrito por el Capitán de Corbeta Don Victor Merino Jarpa, quien fuera  nombrado el 17 de febrero como Comandante General de Armas de Iquique  y donde se detalla el trabajo de Bomberos de Iquique.

COMANDANCIA GENERAL DE ARMAS
DE IQUIQUE

Iquique, 21 de febrero de 1891.

“A las 12 M. se declaró incendio en la casa que está al costado oriente de la Aduana, principiando por unos galpones que estaban llenos de salitre. La vecindad del salitre amenazaba comunicar el fuego á nuestras posiciones.

“El incendio del costado oriente se había extinguido. Pero con los auxilios que el enemigo presenció habíamos recibido, desesperó de hacer rendir nuestra posición trató de hacerlo por el fuego. Incendió para esto los edificios de la parte sur de la Aduana, de los que los separaba sólo una estrecha calle.

“A eso de las 2 P.M. el peligro parecía inminente, las llamas lamían ya las cornisas de la Aduana y el calor que irradiaba el fuego hacía casi imposible el mantenerse á ese lado del edificio. Por fortuna en el techo de la Aduana hay un estanque para agua salada y ordené refrescar las paredes echándoles baldes de agua; pero luego se hizo esto imposible, porque el enemigo oculto en las casas vecinas, esperaba á nuestros marineros que se pusieran de pié sobre el techo, para hacerles un fuego certero, matándome cuatro ó cinco durante esta faena, por lo que desistí, ordenando entonces, dejar abiertas las llaves del estanque, con lo que se inundó el segundo piso y se consiguió con esto refrescar esa parte del edificio.

“Al cuerpo de bomberos, que intentó detener el incendio, se lo impidió el enemigo, haciendo fuego sobre él. A pesar de esto, algunos denodados bomberos quedaron prestando sus humanitarios servicios, á causa de lo cual se me dijo que habías salido tres ó cuatro heridos.

“A las 3 horas de la tarde estábamos ya fuera de peligro, el incendio había consumido ya los edificios vecinos y poco después cuatro manzanas habían desaparecido

Dios guarde a V. S.
V. Merino Jarpa.
Al Señor Comandante en Jefe de la Escuadra.

Imagen de muestra

Capitán de Corbeta

Vicente Merino Jarpa

 
< Anterior   Siguiente >

Informaciones Varias.

 Imagen de muestra
 

NUESTRA FUNDACION SOCIAL

Imagen de muestra
 

ESTADO OPERACION

.
TURNO DE GUARDIA
.
Los servicios se cubren conforme a la disponibilidad de los Conductores de Compañía
no hay Conductor Rentado 
.
ESTADO OPERATIVO DE LAS MAQUINAS
.
B-12: Operativo.
BX-12 Operativo
R-12: Operativo.
M-12: Operativo.
.
 

CONTADOR DE VISITAS

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
© 2017 Bomba12
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.